Letrilandia. Prelectura para aprender a leer

“Nunca aprendemos tanto como cuando estamos interesados en aprender una cosa, sea la que sea” Aurora Usero “Orientaciones prácticas para maestros y padres” (2011 )

INICIO DEL PROCESO DE LA LECTURA EN EL ÁMBITO ESCOLAR

En las edades en que los niños comienzan el proceso de lectoescritura tienen las siguientes características:

  • Intéres por lo lúdico y gusto por participar
  • Necesidad de afectividad y de seguridad
  • Curiosidad y entusiasmo
  • El deseo de complacer y de ser una persona independiente
  • Fabulación y exageración
  • Lógica infantil: le lleva a conclusiones incorrectas por falta de experiencias
  • Maniqueismo: gusto por los finales felices
  • Mimetismo: se siente protagonista de las historias que oye
  • Personificación: atribuye vida a seres inanimados

Letrilandia es un método de lectoescritura que está basado en los intereses inmediatos de los niños, de esta forma conseguimos generar su atención y por tanto que estén motivados para el aprendizaje. Aurora Usero “Propuesta Didáctica-Libros de Lectura” Letrilandia(2011).

Aprovechamos la curiosidad innata de nuestros niños y proponemos a los docentes que su labor sea orientar a los pequeños para que vayan construyendo sus propios aprendizajes. El docente ha de ser el mediador entre el niño y la lectura.

Al principio habrá que cultivar el lenguaje oral, porque es la base de la lectura y la escritura, en esta tarea es fundamental la colaboración de las familias.

Los niños llegan a la etapa de infantil pronunciando de forma incorrecta las palabras que aprenden por imitación, por su estado madurativo todavía no son capaces de pronunciar correctamente todos los fonemas, con cariño y paciencia habrá que corregir estas anomalías.

Desde casa, aunque esta forma de pronunciar nos provoque cierta ternura, podemos ayudar a nuestros pequeños a pronunciar correctamente, para que no se perpetúen los errores.

A modo de ejemplo algunos errores de pronunciación de los pequeños de la casa que podemos ayudarles a rectificar:

“Te tero pucho” ( Te quiero mucho)
“Tete” ( Chupete)
“Chica bapa” ( Chica guapa)
“Tate” (Chocolate)
“Quepeño” (Pequeño)

Antes de pensar en la enseñanza de la lectura deberemos trabajar bien la prelectura, fundamentada en la observación, que se realizará a través de libros de imágenes coordinados con ejercicios de psicomotricidad.

La implicación de las familias en la invitación a la lectura de los niños es muy importante, desde casa también podemos educar para leer, por ejemplo:

  • Mostrándoles libros para aprender a leer, cuentos
  • Dejando a su alcance para que exploren cuentos para aprender a leer.
  • Leyéndoles en voz alta
  • Acompañándoles a la biblioteca pública para que elijan los cuentos y lecturas que más les gusten
  • Leyendo delante de los niños, libros, prensa. Los niños imitan lo que hacemos los adultos, si observan que leer es un hábito en casa estaremos fomentando el hábito de la lectura en nuestros hijos.
  • Encontremos entre todos un espacio y un tiempo para la lectura, para que nuestros pequeños crezcan en él.

“Uno no es lo que es por lo que escribe, sino por lo que ha leído”. Jorge Luis Borges.

Pin It